Nuestra Regla de Fe

Nuestra Regla de fe

Somos una Iglesia Cristiana cuya razón de ser es la difusión de la Palabra de Dios (La Biblia)

Vemos la Biblia como un libro VIVO, desde cuyas páginas Dios nos habla a fin de conducirnos al arrepentimiento y a la reconciliación a través de JESUCRISTO.

Creemos que al arrepentirnos y al aceptar a Jesucristo como nuestro Salvador personal, Él transforma nuestras vidas, dándonos hoy una nueva Vida llena de gozo, paz y amor, y en el futuro  nos da la Vida Eterna.

Hebreos 4:12-13

12.Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

13. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

  1. Penetra hasta partir el alma.
  2. El espíritu.
  3. Las coyunturas.
  4. Los tuétanos.
  5. Y discierne los pensamientos.
  6. Y las intenciones del corazón.

Hechos 13:47

Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo:
Te he puesto para luz de los gentiles,
A fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra.

Pacto De Membrecía

¿Promete usted sinceramente en la presencia de Dios y estos testigos que usted acepta esta Biblia como la palabra de Dios – Creer y practicar sus enseñanzas correctamente divididas – el Nuevo testamento como su única regla de fe y practica, gobierno y disciplina y andar en  la luz a su   (A SU) mejor conocimiento y habilidad? Este es un pacto eterno, que jamás se pondrá en olvido.

Promesa de lealtad a la Biblia

Prometo lealtad a la Biblia, la santa palabra de Dios.  Haré que sea lámpara a mis pies y lumbrera a mi camino. Guardare sus dichos en mi corazón para no pecar contra Dios.

Introducción

El mundo puede notar la diferencia en que el amor de Cristo se manifiesta a través de los cristianos. Es diferente al amor que se observa en aquellos que viven sin Cristo. Como Iglesia somos llamados a ser luz y sal de la tierra por medio del testimonio de Cristo que debemos reflejar. Estamos comprometidos a proclamar el evangelio mediante un esfuerzo unido donde todos los ministerios compartan sus talentos, habilidades y recursos.

El mundo puede notar la diferencia en que el amor de Cristo se manifiesta a través de los cristianos.

Juan 13:34-35

34. Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.
35. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

 

 

Sergio Acosta

Pasadena California

Abril 29 del 2018

Comentar